.
.

DÓLMENES DE NAVASCUÉS

DOLMEN DE TURENDO - Navascués

Anterior: LA FOZ DE BENASA

Mapa y soporte GPS -CUEVA DE LOS MOROS - FOZ DE BENASA - DÓLMENES DE NAVASCUÉS Esta ruta es continuación de la que visita la Cueva de los Moros y la Foz de Benasa. El punto de inicio es donde acaba el recorrido que visita la Reserva Natural de la Foz de Benasa.

(Km. 6,540) Una vez hemos dejado la foz de Benasa por el sendero que sube por su ladera sur hemos llegado a una pista forestal. Aquí seguimos a la izquierda.

(Km. 8,840) Tras más de dos kilómetros de caminata y un último tramo de ascensión llegamos a un amplio collado de donde la pista se bifurca. Seguiremos por la izquierda, pero antes nos vamos a desviar a ver el dolmen de Puntallo de las Capezas.

Nos salimos de la pista en dirección norte (348 grados) donde vemos unos pinos que parecen cerrar el paso. A 120 de la pista, están los pinos, y al acercarnos vemos que hay un paso bastante ancho entre ellos. En este paso nace un sendero que se dirige hacia la izquierda.

Dolmen de Puntallo de las Capezas (Km. 9,120) A 145 metros en dirección noroeste (304 grados) del paso entre los pinos, en lo alto de una pequeña loma está el dolmen de Puntallo de las Capezas que conserva varios megalitos de la cámara y un excelente túmulo. El túmulo está en parte cubierto por boj, pero el dolmen no pasa desapercibido por la elevación de este pequeño seto de boj sobre el túmulo.

(Km. 9,420) Tras visitar este dolmen volvemos al collado y seguimos por la pista de la izquierda. Al fondo vemos como se eleva Borreguil, el monte de laderas arboladas que es el más alto de la zona y que desde este collado podemos ascender, pero que dejaré para otro día.

Dolmen del Portillo de Ollate - Navascués (Km. 9,515) A tan sólo 95 metros del cruce de pistas, a la derecha del camino, vemos un grupo compacto de bojes. Hay que tener cuidado para no pasarnos de largo, ya que estos bojes ocultan el dolmen de Portillo de Ollate, uno de los más interesantes de Navarra por las grandes piedras que se conservan delimitando perfectamente la cámara funeraria. Un estrecho paso entre los bojes, que parecen guardar celosamente este tesoro arqueológico, nos permite su contemplación.

Tras disfrutar con esta tumba de hace más de 3.000 años, volvemos al camino. Pasamos junto a una balsa y a un abrevadero. Avanzamos por prados salpicados de árboles.

(Km. 10,250) Cuidado en este punto para no pasarlo de largo. En un claro entre bojes con algunos pinos, vemos a la izquierda del camino un pino que se bifurca desde la base en dos grandes troncos. Cerca de este pino nace un estrecho sendero. Aquí dejamos la pista principal para seguir por este sendero que nos interna en el bosque.

(Km. 10,760) Llegar al siguiente dolmen es un poco complicado si no se tiene GPS. El dolmen se encuentra a la izquierda del sendero, a 500 metros del anterior cruce, donde arrancaba el camino. Como referencia podemos tomar unas piedras blancas que sobresalen en el medio del sendero. A esta altura sale un sendero a la izquierda muy poco marcado que bajando nos interna entre los bojes. A 40 metros, bastante disimulado entre la vegetación, sobresale en túmulo del dolmen.

El dolmen de Turendo es el mejor de la ruta. Conserva un gran túmulo de piedras que todavía tapa en parte la cámara funeraria que está en muy buen estado, conservando incluso la losa superior. Es uno de los mejores dólmenes que he visto en Navarra.

Dolmen de Turendo  - Navascués


Dolmen de Legaroz - Navascués (Km. 11,230) Tras visitar el dolmen volvemos al sendero principal. Continuándolo, salimos del bosque a una zona más abierta. A la izquierda, junto al camino, volvemos a ver esa pequeña elevación cubierta de bojes que es el túmulo del cuarto dolmen de la ruta, el dolmen de Legaroz. De este destaca el túmulo y un pesado megalito que se conserva erguido en la zona de la cámara funeraria.

(Km. 11,300) En vez de seguir subiendo por los bucólicos prados que se extienden en las cercanías del dolmen, debemos rodear el túmulo del monumento prehistórico funerario y a la izquierda, a tan sólo 50 metros del dolmen, en dirección norte, vemos que baja una pista de tierra. La seguimos.

(Km. 11,550) Bifurcación seguimos por la derecha. A partir de ahora vamos a disfrutar de las mejores panorámicas de la jornada, con el Ori destacando puntiagudo en el horizonte, la Mesa de los Tres reyes sobresaliendo entre los pinos y todo el Almiradio de Navascués al alcance de la mirada.

Túmulo del dolmen de Piedra Blanca - Navascués (Km. 12,220) A la izquierda de la pista en una zona abierta y de grandes vistas vemos otro montículo. Está coronado por el último dolmen de la ruta. El dolmen de Piedra Blanca. También está en parte invadido de bojes. Este es el que peor se conserva. Podemos ver alguna de las piedras de la cámara desplazadas en sobre el exterior del túmulo.

 

(Km. 14,480) Seguimos bajando por la pista hasta salir a la carretera. Enlazamos con la carretera a la altura del kilómetro 5 de la NA-214. Siguiendo esta carretera hacia la izquierda volveríamos al pueblo de Navascués. Nosotros la andaremos unos centenares de metros pero nos desviaremos para volver por un camino de tierra, que transcurre por el alto llamado La Plana, con mejores vistas y sin coches.

(Km. 15,300) Pasamos una primera curva a la izquierda, otra a la derecha. En la siguiente recta, a 800 metros de habernos incorporado a la carretera, sale a la derecha una pista que en su comienzo es de cemento. Seguimos por aquí.

(Km. 15,780) Bifurcación. Seguimos por la izquierda.

El camino avanza kilómetro tras kilómetro con buenas vistas de los bosques que alfombran las sierras de Navascués. Poco a poco nos vamos acercando al pueblo, del que tenemos también buenas panorámicas.

Llegados al final de La Plana, empezamos a bajar hacia el valle. Allí, en el llano, destaca la iglesia románica de Santa María del Campo, a la que merece la pena acercarse con el coche cuando acabemos la ruta para disfrutar de sus canecillos esculpidos.

Iglesia de San Cristóbal - Navascués (Km. 19,300) La pista sale a otra pista cuando ya hemos pasado la altura del pueblo. Unos metros a la izquierda vemos un puente que cruza el arroyo. Atravesamos el pequeño puente y siguiendo el camino llegamos a Navascués, donde merece que nos acerquemos a ver la iglesia gótica de San Cristobal, con su curiosa fachada esculpida.

 

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

IR A MAPA DE RUTAS ARQUEOLÓGICAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda de rutas

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.000 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.