.
.

DOLMEN DE BULUNTZA – HANDIAGA - Baja Navarra - Francia

Dolmen de Buluntza - Francia
   
Mapa y soporte GPS -Dolmen de Buluntza Tipo de ruta: circular.
Distancia: 13,5 Km.
Desnivel máximo: 498 m.
Desnivel acumulado: 628 m.
Ruta muy completa por la Baja Navarra. El hito principal es el dolmen de Buluntza, uno de los mejores que podemos ver en el Pirineo Occidental. Veremos también un túmulo y dos crómlechs. Además haremos cima en un pico de primera categoría, el Handiaga. Disfrutaremos de excelentes panorámicas ya que la ruta transcurre en buena parte por cordales herbosos y abiertos. Por último, también recorreremos algunos parajes muy sugerentes, con rocas naturales que parecen conformar antiguos lugares sagrados.
La ruta comienza en el pueblo de Lecumberry. Para llegar aquí hay que tomar desde Saint-Jean de Pied de Port (San Juan de Pie de Puerto) la dirección a Saint- Jean-le-Vieux (San Juan el Viejo). En San Juan el Viejo tomar la dirección a Irati. A unos kilómetros está el pueblo de Lecumberry.
(Km. 0,00) Dejamos el coche frente al Hotel du Frontón, que está en la misma carretera. Comenzamos a andar por la carretera en la misma dirección por la que hemos llegado al pueblo.
A la izquierda vemos los montes por donde va a transcurrir la excursión. Si nos fijamos bien, veremos una de las cimas coronada por unas rocas. Será uno de los hitos de la ruta.
(Km. 0,625) Llegamos a una residencia que hay junto a la carretera (un edificio blanco con tres pisos de altura). Aquí abandonamos la carretera por la izquierda y seguimos por una pista asfaltada.
(Km. 0,937) Llegamos a un cruce. Hay que seguir a la izquierda. Nos dirigimos en dirección al monte coronado por las rocas. Pocos metros más adelante cruzamos el río por un puente.
(Km. 1,120) A pocos metros del puente encontramos una bifurcación. Seguimos por la izquierda. Dejamos el asfalto y ahora la pista es de tierra. A partir del río es cuando comenzamos a ganar altura.
(Km. 1,350) Bifurcación. Seguimos por la izquierda, por la pista principal.
(Km. 1,720) Enlazamos con una pista asfaltada. Seguimos por la derecha subiendo.
Vamos ganando buenas vistas sobre el valle y del vistoso pico de Behorleguy, con su bella forma puntiaguda.
(Km. 2,0) La pista vuelve a ser de tierra. Cada vez más cerca tenemos la cima de Seineguy, que así se llama la loma coronada de piedras.
(Km. 2,510) Cruce. En este punto hay que tener cuidado. Vamos a subir a Seineguy. Dejamos la pista principal y seguimos por la derecha, dando un giro de casi 180°.
(Km. 2,588) Pocos metros más adelante nuevo cruce de pistas. Seguimos de frente.
(Km. 2,730) Vamos avanzando entre alambradas que limitan pastos. Vemos a la izquierda un pasillo también entre alambradas que nos posibilita un acceso para ascender al Seineguy. Comenzamos la subida.
(Km. 2,900) Subimos campo a través, sin camino definido pero sin más dificultad que superar la cuesta. Si nos fijamos bien, antes de llegar arriba, a la derecha vemos una curiosa piedra que asemeja una cara de perfil que mirara fijamente el valle. Se puede apreciar el ojo y el curioso cambio de color de la roca que pareciera separar la cara del pelo o gorro (en la cara más roja, en el pelo más negra). Es “el Vigilante”. Mira con atención a los pueblos del valle. Parece fijar su mirada en la bonita iglesia de Lecumberry que destaca entre los caserios.
  
El Vigilante - ruta del dolmen de Buluntza  
(Km. 3,050) Seguimos subiendo y llegamos a un primer alto. No es la cima de Seineguy pero es un lugar sumamente sugerente. Varios “menhires” hechos por la naturaleza, no por el hombre, se dispersan por la cima aquí y allá.
 
Rocas de Seineguy - Baja Navarra
   
Menhires naturales de Seineguy

Me llamó la atención una gran piedra que tenía una posición central en el conjunto y que tenía cerca otro de estos “menhires” naturales. Cerca de su base tiene una oquedad que puede ser tallada, de naturaleza artificial. Ello me hizo pensar en la posibilidad de que el lugar fuera usado en la antigüedad como santuario o lugar de reunión. No sería de extrañar que a los pastores prehistóricos de la zona, tan dados a usar las piedras como materia de su sacralidad (dólmenes, crómlechs, y menhires), les hubiera llamado la atención tan singular disposición natural de estas piedras, que son visibles desde el valle. Quizás un estudio arqueo-astronómico aclararía esta hipótesis, ya que la salida o puesta del sol, combinadas con la disposición de las rocas podría dar algunas claves interesantes. De hecho, las panorámicas y el dominio visual del entorno y de las cimas que rodean los valles cercanos son extraordinarias. ¿Estaríamos ante un pequeño Stonehenge? No hay duda que estos parajes hacen volar la imaginación.
  
Oquedad en la roca principal de Seineguy - Baja Navarra

(Km. 3,300) Seguimos ascendiendo hasta la cercana cumbre de Seineguy. Desde aquí tenemos que bajar para coger la pista de tierra que abandonamos para ascender a esta cumbre. Vemos la pista abajo, a la izquierda.
(Km. 3,557) Para llegar a la pista seguimos en principio por el cordal, hacia el oeste. Llegamos a otra zona con varias agrupaciones de rocas de curiosa conformación. Una de estas agrupaciones, aunque es de origen natural, parece un dolmen.
  
Formación rocosa en Seneguy - Baja Navarra

Desde aquí bajamos hacia la pista. Primero campo a través. Enseguida daremos con un camino que nos lleva sin problemas hasta la pista principal.
(Km. 3,877) Una vez en la pista, seguimos a la derecha, ascendiendo.
(Km. 5,0) Hacemos caso omiso de cualquier bifurcación. Seguimos en todo momento por la pista principal hasta ganar el collado.
Una vez en el collado, a la derecha, a unos 60 metros, vemos el dolmen de Buluntza, uno de los mejores de la Baja Navarra. Pero de momento no vamos a acercarnos a él. Primero vamos a ganar la cima de primera categoría de Handiaga. Para ello, desde el collado seguimos la pista que lleva a la derecha. El Handiaga es la montaña que está coronada por una zona puntiaguda rocosa y que está en dirección oeste, a 860 metros en línea recta desde el collado.
 
Handiamendi - Baja Navarra

(Km. 6,231) En un momento dado salimos de la pista por la izquierda y, campo a través, sin dificultad, coronamos la cima. Con sus 761 m. es el punto más alto de la ruta.
(Km. 7,240) Volvemos sobre nuestros pasos hacia el collado. Ahora nos acercamos al dolmen de Buluntza, tras pasar un vallado junto a una borda. El dolmen es de los mejores que podemos ver en el Pirineo Occidental. La cubierta es enorme, lo que hace pensar en el esfuerzo ímprobo que los pastores prehistóricos que habitaban estas tierras hace más de 3.000 años tuvieron que afrontar para mover esta gran roca. En la foto vemos el dolmen y al fondo el pico Handiaga.
  
Dolmen de Buluntza - Al fondo Handiaga

Tras admirar esta obra de la espiritualidad antigua, podemos acercarnos al túmulo que está a tan sólo 60 metros al oeste del dolmen.
Cuando visité dolmen y túmulo coincidí con un grupo de franceses entre los que estaba Jacques Blot, un verdadero experto y enamorado del megalitismo que ha descubierto muchos de los dólmenes del país vasco-francés. Es agradable ver que la pasión por los restos de nuestros ancestros es compartida por más gente de lo que pudiera parecer.
Tras visitar el dolmen de Buluntza vamos a continuar la ruta ascendiendo al Buluntzaga, que es el alto que está hacia el este, al otro lado del collado. Vamos siguiendo un sendero marcado con estacas de madera. El camino pasa por otra sugerente zona de rocas y sigue por lo más alto del cordal.
(Km. 8,450) Cuando empezamos a bajar un poco podemos ver dos crómlechs. El sendero pasa por el medio de uno y el otro está a la derecha del camino. Tienen unos 3,5 m. de diámetro. Los testigos no sobresalen mucho del suelo y la hierba los cubre en parte, por lo que no son muy fáciles de ver.
   
Crómlechs

(Km. 9,200) Bajamos hasta el collado. Aquí enlazamos con una pista asfaltada. Empezamos el regreso a Lecumberry. Seguimos hacia la izquierda.
(Km. 10,2) Cruce. Seguimos por la izquierda. Siempre descendiendo.
(Km. 12,080) Cruce. Seguimos por la izquierda.
(Km. 12,270) Bifurcación. Seguimos por la izquierda.
(Km. 12,770) Bifurcación. Seguimos por la derecha. Unos metros más adelante cruzamos el río.
(Km. 13,320) Llegamos a la carretera principal. A 250 metros a la izquierda está….
Iglesia de Lecumberry (Km. 13, 570) …Lecumberry. Merece la pena acercarse a su iglesia, que está un poco alejada del caserío. Seguro que nos habrá llamado la atención en la ruta ya que destaca entre las demás casas e iglesias del valle.
 
IR A MAPA DE RUTAS
 

Si te gusta el senderismo, el arte y la arqueología, prueba a visitar mis otros blogs:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Búsqueda de rutas